logo

News

News and press

History

04 / 30 / 2017

Diario de Ferrol

La segunda edición GOInterHUB reúne en Ferrol a expertos de la eólica offshore

Ferrol volvió a convertirse por segundo año consecutivo en el epicentro del sector eólico marino con la celebración de la segunda edición del Galician Offshore International HUB, que reunió en el CIS de A Cabana a los principales operadores, constructores y actores en general de esta industria.

Este año, la nueva línea de acción del sector, la éolica ofsshore flotante, fue la gran protagonista de la jornada, que también sirvió para perfilar el horizonte y los retos del mercado en general y analizar la participación de la industria gallega en este mercado.

En la primera parte de la jornada tres de los principales operadores de la eólica marina, como son Iberdrola, EDPR y Siemems expusieron sus visiones sobre el actual estado del mercado. Estanislao Rey-Baltar, director del proyecto Wikinger, en el que la UTE Navantia-Windar participó con la construcción de 29 jackets, explicó la experiencia que supuso para la firma energética española realizar la primera gran apuesta a nivel mundial por un parque comercial como el del Báltico.

Iberdrola, señaló, “se ha metido de lleno en la eólica marina” y prueba de ello son los miles de millones de euros que tiene en cartera para realizar futuras inversiones en el sector. “Todo este dinero acabará llegando a contratistas y subcontratistas y estaremos encantados de llevar a la industria gallega como compañera de viaje”.

La firma portuguesa EDP Renováveis dejó patente el potencial del offshore flotante, dadas las limitaciones físicas de plataforma marina para instalar las jackets convencionales. Bautista Rodríguez, director técnico de la operadora portuguesa, reconoció que este tipo de instalaciones se encuentran todavía en una fase menos madura que la eólica marina anclada al lecho marino, pero pronosticó que estos proyectos serán la gran opción de futuro a partir de la segunda mitad de la próxima década. “Aprovechan el knowhow de la actual eólica offshore, sus instalaciones y presentan una enorme ventaja competitiva en el aspecto logístico y de transporte”, indicó.

Hywind

Dado el protagonismo del offshore flotante en estas jornadas, especialmente relevantes fueron las conferencias sobre uno de los parques pioneros de esta clase, el proyecto Hywind de Statoil, que dará energía a 20.000 viviendas y en el que Navantia y Windar han jugado un papel fundamental.

Además, coincidiendo con esta cita del sector, ayer se anunció la finalización de los trabajos en las cinco estructuras tipo SPAR que se construyeron en los últimos meses en la factoría de Fene. El próximo día 5 de mayo se procederá al embarque de la primera estructura, a la que seguirán otras dos ya programas el día 22 y el 8 de junio.

Antonio Sánchez y José Carlos Álvarez, los responsables, respectivamente, de Navantia y Windar en este programa, explicaron el reto a nivel constructivo y de investigación que supuso esta obra. Las dimensiones físicas de las estructuras (83 metros de largo y 3.500 toneladas) obligó a adaptar los talleres de la antigua Astano y a cambiar, incluso, la estrategia productiva prevista inicialmente.

Windar concentró sus esfuerzos en el I+D+i y fruto de ello surgieron algunos ingenios únicos hasta el momento para poder llevar a cabo las tareas de curvado, soldadura, ensamblaje o manipulación de las enormes piezas que conforman las estructuras, explicó el responsable de la firma asturiana.

Otro de los proyectos en los que participará la UTE Navantia-Windar es el Nissum Brandning –hará 4 jackets– de la energética Siemens Gamesa. El responsable de esta obra, Nissum Bredning, hizo especial hincapié en el reto que supone reducir la producción de energía para favorecer la viabilidad del sector y apuntó al año 2020 como fecha para que las operadoras dejen de depender de la financiación pública en este tipo de proyectos.

La mesa redonda en la que participaron los responsables de Asime, Enrique Mallón; Aclunaga, Oscar Gómez; y Cluergal, José Ramón Franco, dejó importantes conclusiones sobre la participación de la industria gallega en el sector offshore. El secretario general de Asime quiso recalcar el interés que existe en la instalación de este tipo de parques en la costa gallega y el trabajo de promoción de las empresas auxiliares del sector.

El gerente de Aclunaga, por su parte, reconoció el esfuerzo realizado por Navantia para llevar a cabo esta diversificación en su línea de negocio, sobre la cual dijo, sería “ilógico dar marcha atrás”. “Es difícil que en el astillero de Fene se vuelvan a hacer barcos”, señaló. El empresario ferrolano Juan Ramón Franco quiso significar la importancia de la capacitación de los empleados de la comarca para desarrollar un marco competitivo en la eólica marina “y no a costa de bajar los salarios de los trabajadores”, dijo.

La última conferencia, que corrió a cargo de Abel Méndez (responsable comercial de Navantia) y de Justo Acedo (director general de Windar), se centró en la reducción de costes en el diseño y la construcción de jackets.

Ambos coincidieron en la importancia de este aspecto para ser competitivos en un mercado global muy exigente y con pocos proyectos a repartir. “Hay que ser conscientes de los pocos proyectos que se adjudican, mas o menos uno al año. Actualmente hay unos 4 o 5 astilleros haciendo estructuras para eólica offshore, pero en unos años las previsiones apuntan a que serán 1 o 2, y Navantia tiene que estar entre ellos”, apuntó Abel Méndez.

Además, incidieron en que se trata de un negocio muy volátil con grandes picos y grandes periodos de inactividad y apuntaron a la racionalización del diseño de las estructuras como uno de las retos para abaratar costes. Según las previsiones, para el año 2020 los costes de fabricación y diseño podrían reducir las inversiones de los proyectos en un 20%.

Innovación y formación

El consellerio de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, subrayó durante la clausura de las jornadas que para tener empresas competitivas es necesario “contar con unos precios razonables” y destacado que la reducción de costes “se logra con la innovación y la tecnología”, un “reto conjunto” al que se tienen que enfrentar astilleros e industria auxiliar. Sin olvidar, recordó, la formación de los trabajadores.

Conde felicitó tanto a Navantia como a Windar por “la diversificación emprendida” entre ambas empresas para poder dotar de actividad a las instalaciones de la antigua Astano, retomando con ello la actividad en un astillero que estaba sin trabajo desde hace diez años”. También resaltó “el esfuerzo comercial que está realizando Navantia para lograr nuevos contratos en este campo”.

El conselleiro hizo un especial énfasis en “el elemento catalizador que ha tenido Iberdrola”, al haber confiado en la empresa pública para su primer gran proyecto en este sector